Obligaciones fiscales

Qué obligaciones fiscales tienen las empresas españolas

En España, tanto las personas físicas como las jurídicas tienen una serie de obligaciones fiscales con la Hacienda pública. Estas obligaciones pueden sufrir variaciones en función del tipo de sociedad (Sociedad Limitada, Sociedad Anónima, etc.), pero es muy importante que todas las empresas cumplan con sus obligaciones tributarias, pues de lo contrario pueden ser sancionadas. En el peor de los casos, tales penalidades pueden incluso poner en riesgo la propia existencia de la compañía.

Principales impuestos que han de pagar las empresas, obligaciones fiscales:

Entre los impuestos que habremos de pagar si tenemos una empresa está el IRPF. El tipo de gravamen es del 15 % para las empresas pequeñas y medianas y del 25 % para el resto. Todas las compañías que cuenten con una plantilla de trabajadores están obligadas a declarar este impuesto. También deben declarar el IRPF aquellas empresas que contraten servicios con otros profesionales, por ejemplo, abogados.

Las empresas que facturan al año una cantidad superior al millón de euros están obligadas a llevar a cabo la declaración del impuesto de actividades económicas. Este es un impuesto directo gestionado por los ayuntamientos. Una serie de factores denominados elementos tributarios son los que determinan la cantidad que debemos pagar de este impuesto. Tales elementos son el número de trabajadores, la potencia eléctrica contratada, la población del municipio y la superficie de los locales.

El impuesto de sociedades es otra de las obligaciones fiscales a las que deben hacer frente las empresas que desempeñen su actividad en nuestro país. Este tributo tiene como objetivo gravar la renta de la compañía, y deberemos presentar su declaración aun cuando no hayamos llevado a cabo actividad durante el período impositivo en cuestión. El tipo de gravamen es del 25 % con carácter general, aunque hay algunos casos en los que este tipo se reduce, como por ejemplo el de las empresas de reciente creación.

El IVA es otro de los tributos de obligado cumplimiento para las empresas nacionales. Es un impuesto que grava las operaciones de venta de bienes y la prestación de servicios. Hay tres tramos en cuanto al tipo de gravamen dependiendo del tipo de bien que comercialices o de la clase de servicio que prestes: el 21 %, el 10 % y el 4 %.

Otra obligación que tienen las empresas es la presentación de las cuentas anuales, la cual debe llevarse a cabo en el Registro Mercantil. Esta presentación incluye el balance, las cuentas de pérdidas y ganancias, los cambios en el patrimonio, los cambios producidos en el efectivo y la memoria del año.

En Asesoría de Empresas Sonia Espejo Santos tenemos una larga trayectoria en el asesoramiento de empresas. Si tienes alguna duda o dificultad en cuanto a las obligaciones fiscales de tu empresa, no dudes en consultar nuestra web o ponerte en contacto con nosotros.

Sin comentarios

Añadir un comentario